sábado, junio 03, 2006

Queremos una corporación machoestética (1)


¿Podrían soportar los hombres el acoso publicitario continuo de una compañía que te recuerda a diario que puede suceder que:
-tus pechos no sean los mismos porque has tenido dos hijos, y claro... (más bien lo dan por seguro, como comprendiendo tu problema, claro, el de todas, claro, para que no te acomplejes, fíjate).
-tengas las piernas llenas de varices. Esto sí que debe ser un problema generalizado, porque en el anuncio salen todas las mujeres del mundo mundial con las piernas tapadísimas, todas menos la bienaventurada que ha ido a la CD, que además de no tener varices, encima no tiene envidia cochina, que a mi modesto entender es una cosa que hace más daño a nivel psíquico e incluso físico, porque causa arrugas, aunque claro, también ellos las arreglan, así que miel sobre hojuelas).
-el terror de los terrores: seguro, seguro, eres víctima de la celulitis. Cierto que ahí sí que tienen un 90% de posibilidades de acertar, incluyendo adolescentes, pero como más de una la ha palmao tratando de eliminar lo que a la postre no es más que un rasgo sexual femenino,
pues por lo menos nos podemos entretener cantidad coleccionando los eufemismos con los que disfrazan lo que antes era una liposucción: remodelamiento, lipoescultura, body building...
-tu rostro tenga arruguitas, arrugas, fallas y plegamientos. Ya sin comentarios, porque los haremos más tarde.
-otros... sin especificar, porque la publicidad solo es efectiva si limita sus slóganes y machaca sobre tres o cuatro temas.

No menciona la CD que:
-puede ser que no se te hayan desplomado los pechos porque simplemente has tenido la precaución de no quitarte el sujetador ni para dormir, amén de (y esto apuntarlo también para lo que sigue) haber heho sólo un poquito de ejercicio físico. Además, amamantar no solo no es perjudicial para los pechos, una lactancia bien llevada puede incluso endurecerlos y aumentar los pezones, incluso colorearlos, para más inri.
-las varices son un problema circulatorio que arregla la Seguridad Social gratis. Que también algo de ejercicio y mantenerse en un peso normal las previenen... y que cuando salen... puedes hacer lo que quieras... pero volverán a salir. Palabrita de amigas mías que se ha operado, las pobres.
-la celulitis no se cura, ni se destruye, ni se transforma. Después de una liposucción vas a tener que hacer lo que habrías tenido que hacer antes: ejercicio y alimentación sana. Hazlo antes, te ahorrarás 3000€ mínimo.
-¿De verdad queremos borrar los signos de nuestras alegrías, tristezas, todo aquello que podría volvernos “interesantes”? Recordamos que a los dieciocho años tenemos la cara que nos dio la naturaleza, a los cincuenta la que nos hemos buscado. Si es un careto, entonces sí, acude a la CD, pero no creo que sea nuestro caso.

Y tampoco menciona, y es peor, que..
-después de la CD, sí que tus pechos no volverán a ser los de antes. Su tacto será el de los pechos de la Barbie más o menos, besar tus labios (deben regalarlos con el lote de silicona, o bien te ponen los recortes en la boca como cuando haces masa de empanada -que por cierto es un ejercicio estupendo para los pectorales- y dejas los recortes para adorno) será como chupar la goma de la manguera. Y tus sensaciones... "¡Ay, amor que se fue por el aire!"...
-las varices vuelven, y vuelven, y vuelven, y duele tela el postoperatorio, y duele, y duele...
-la liposucción es una práctica de alto riesgo, le pongas el nombre que le pongas.
-la piel estirada no es expresiva.
-y otros...
(continuará, y además, después, hablaremos de la soja)


Con permiso de mi admirada MAITENA