miércoles, junio 28, 2006

MERCADO DE OCASIÓN


Ahora que nuevamente vuelvo a estar sola, mi amigo-padrecito, separado por cierto, me está aleccionando sobre cómo tengo que moverme por este mundo de separados y divorciados, porque cree que soy una pobre incauta y seguramente tiene razón. Es cierto que los sentimientos suelen estar "tocados" en cuanto a todo lo que es relación hombre-mujer. Como dice sabemos que queremos algo pero ni siquiera sabemos qué...
Ya he tenido varias parejas y he ido acumulando experiencia de pareja, no de "single" como dicen ahora. Y en ese camino me he creído que la sinceridad es la mejor manera de comunicarme en general y sobre todo en una relación con un hombre en particular. ¿Por qué le tengo que decir que no me apetece salir sólo para hacerme la ocupada, la interesante? ¿Por qué no le puedo decir que me gusta o que le quiero sólo porque él no me lo diga?
Yo hasta ahora he estado en la inopia totalmente. Y como soy tan confiada, llegado el caso de enamorarme pues me he tirado a la piscina y me he ahogado (no me ha servido de nada saber nadar, mucho tríceps y poco cerebro).
Mi amigo que me escucha, me dice que soy encantadora pero muy inocente y sensible, me dice que los hombres mienten mucho. Que las mujeres queremos sobre todo que seamos lo más importante de sus vidas, que nos quieran con locura... y ellos nos lo hacen creer, puede que por comodidad, por evitar situaciones comprometidas y sobre todo para que sigamos embelesadas mientras ellos recogen la cosecha de lo que no se han molestado en plantar.
Así preguntas ¿estás enamorado?, ¿me quieres? y te contestan con un neutro "ya lo sabes". Y si no están demasiado atentos nos dicen "pues pienso en tí más de lo que crees". Y parece que la única finalidad es estar "agustito" y tener vida sexual.... ¡qué tontería, pues podían empezar por ahí, a nosotras también nos gusta!
Porque el tema de "no me hallo" da mucha pena y lo comprendes porque alguna vez has estado así, e incluso todavía lo estás, pero lo que quieren finalmente es sexo -(traducción para Meli, follar). Bueno, pues yo también, pero no tengo que ir dando pena, ni diciendo mentiras.
El juego del flirteo se ha convertido en los separados casi en patético.
Otro amigo me decía "sólo sé que necesito cariño, un abrazo... un beso...", se entiende, nos sentimos con la autoestima por los suelos tras una separación, necesitamos que nos quieran, pobrecito... pero en el caso de él por supuesto en su casa y en su cama.
Mi amigo-padrecito me dice que al hombre no le gusta la mujer que le llama y le busca, porque teme que le exija mucho, que prefieren a la fría que ellos conquisten... y dejen cuando les interese, cuando echen el ojo a otra presa. Y mientras tanto te cuentan lo solos que están, lo desvalidos, lo mal que se apañan... lo que les gustaría encontrar al fin a la mujer de su vida... Y aman poco porque seguramente no saben lo que quieren, si quedarse solos y seguir en el mercado del busco-encuentro o si tener una relación que siempre está recordándoles la otra, porque yo no sé por qué recuerdan tanto a la mujer que dejaron o les dejó.
Esto me lleva a comentar que un hombre bastante bien parecido, separado, decía que seguía viendo a su ex y echándole un "kiki" de vez en cuando. Le dije que eso no era mirar para delante y decía que sí, que de esta manera él podía hacer lo que quisiera, y así ella no tenía que echar de menos un hombre. Este regaba la parcela... la de fuera y la de dentro... es increíble. Habría que hablar con ella, igual es lista y le tiene engañado, y recuerda viejos tiempos mientras vive los nuevos. Es lo que se merece un hombre así, de los que dicen ella será siempre mía... cuernos y que lo utilicen, lo que ellos han estado haciendo siempre con nosotras.
Un último descubrimiento ha sido un chico "joven" que me da todos sus teléfonos de contacto y cuando le llamo y hablo directamente de quedar, empieza a dudar y me dice... -"me gusta una cosa de tí, eres muy valiente". Yo me río y digo -¿por qué? ¿porque soy como la del anuncio "la que no espera a que él la llame"? - Y yo me digo, ¿dónde está la igualdad?, ¿por qué una mujer es valiente por llamar a un hombre?, ¿por qué no somos simplemente personas?... ¡por favor, que alguien me lo "ezplique"!
(Espero que os haya gustado el artículo, se me ha quemado la comida de mañana, porca vita!)